CARACTERÍSTICAS GENERALES


Composición

Las placas ALPAPLAK están fabricadas a base de escayola, perlita y fibra de refuerzo.
La ESCAYOLA es un producto que se encuentra en la naturaleza en forma de roca. Una vez extraída de las canteras y mediante un proceso
de cocción, se elimina el agua que contiene, consiguiendo un semihidrato.
En la fabricación de las placas, se les vuelve a añadir el agua, volviendo a su forma de dihidrato idéntica composición a la roca de la naturaleza, con lo cual el proceso de composición es 100% natural.
La FIBRA DE REFUERZO es un producto incombustible e inerte, que se utiliza como refuerzo, en forma de pequeños filamentos.
ESCAYOLA:
- RESISTENTE A LA HUMEDAD
- AISLANTE TERMICO
- REACCION AL FUEGO M-O
- AISLANTE ACUSTICO
- ECOLOGICO
- RESISTENTE AL FUEGO
FIBRA REFUERZO:
- REFUERZO ARMADO


Techos Alpaplak: producto ecológico

La naturaleza de los productos que componen las placas ALPAPLAK, es 100% mineral, por lo que resulta ser un material ecológico, no
contaminante para la fauna y flora. Químicamente es neutro, con un PH 7, por lo que no ataca a otros materiales, y completamente libre de
asbestos.


Resistencia a la humedad

Para comprobar la resistencia a la humedad de los paneles ALPAPLAK, instalamos un techo en una habitación cerrada y lo sometemos a una
temperatura de 38 ºC y a un 95% de humedad durante 30 días, tras los cuales no se produjeron alteraciones en sus características y propiedades, ni deformaciones o fisuras. Por esto, es un producto muy recomendable para países o áreas donde la humedad ambiental sea alta.


Regulación higométrica y confort

Los paneles ALPAPLAK, dado su alto poder de absorción, actúan como reguladores ambientales, al absorber el exceso de humedad ambiente y restituirla tan pronto como la atmósfera sea seca. Otra cualidad de estos paneles es la transpiración. Con una velocidad de difusión relativa del vapor de agua 15 veces menor que a través del aire, las habitaciones donde hay un techo ALPAPLAK son más frescas en verano y más
cálidas en invierno, dando una sensación de confort a sus habitantes.


Absorción acústica

Los techos ALPAPLAK dan un resultado excelente frente a la absorción acústica. El techo perforado con fibra y papel de aluminio es muy aconsejable para aulas, salas de múica, etc. Las rejillas con fibra o velo acústico son también aconsejables para locales muy frecuentados.


Aislamiento acústico

Para una pared simple, la ley de masa (Ley de Berger) indica que el aislamiento acústico es mayor cuanto mayor sea su masa superficial. la
mayor masa de los techos ALPAPLAK, frente a otros productos de baja densidad, los hacen especialmente aconsejables cuando se pretende conseguir un aislamiento acústico eficaz. Hay que añadir, además, el aislamiento de cámara de aire, que constituye el plenum entre el falso techo y el forjado.


Resistencia al fuego

Los paneles ALPAPLAK tienen un excelente comportamiento frente al fuego. El
principio básico en el cual se basa este comportamiento es que, al producirse un
incendio, la acción del calor provoca la rotura del enlace molecular y la pérdida del
agua de cristalización.
A lo largo de los años, mediante distintos ensayos realizados por laboratorios
acreditados, se han obtenido extraordinarias clasificaciones de estabilidad al fuego,
en el laboratorio AFITI LIKOF de Madrid, bajo norma UNE 23-802-79.


Reacción al fuego

En el gráfico, según los materiales M-0, M-1, M-2, M-3, y M-4, vemos el aumento de
temperatura que se produce en cualquier periodo de incendio. El comportamiento de
los techos ALPAPLAK, clasificados M-0, es extraordinariamente favorable.

Los techos ALPAPLAK han sido ensayados para determinar su reacción al fuego y
han obtenido la máxima calificación M-0, es decir, completamente incombustible. La
reacción ante el fuego es de inercia total. El poder calorí­fico es de 18 KCal./Kg. y la
normativa clasifica M-0 para valores inferiores a 600 KCal./Kg.


Productos homologados

Todas las gamas de paneles ALPAPLAK son sometidas anualmente a rigurosos
controles de homologación de medidas, planicidad, peso,... por parte de técnicos
especializados del Ministerio de Industria y Energí­a, obteniendo el CERTIFICADO
DE CONFORMIDAD DE LA PRODUCCIÓN conforme a los requisitos reglamentarios
sobre homologación de dicho producto.